sábado, 5 de julio de 2014

VI Mis libros. 4 atentados presidenciales

Me encontraba en Madrid el día que mataron a Colosio. 

Antes de irme de viaje había dejado una propuesta de escribir otro libro sobre el poder. Recién había publicado El General en la Bombilla, cuya primera edición se terminó muy pronto. Me fui de vacaciones relajado, conocería, al fin, España, no sin pasar antes por París.

La mañana madrileña del 24 de marzo nos disponíamos a viajar a Sevilla cuando escuché en la radio que habían matado al presidente. No fue así, pero si al candidato oficial.

Regresé a México a principios de abril para firmar el contrato por el nuevo libro, sobre todo porque El General en la Bombilla, siguió teniendo ventas por el crimen a Colosio.

Gracias al gran archivo que mantenía terminé 4 atentados presidenciales muy rápido. Sobra decir que, para entonces, el oficio de escribir, la disciplina, la lectura y la alegría por hacerlo me mantenía en saludable forma, escribía libros, vivía de ellos, pues se vendían muy bien, y comenzaba un largo proyecto de trabajos.
4 atentados presidenciales tiró 4 mil ejemplares que se agotaron muy pronto.

En ese libro se narran las historias de un presidente acribillado (Álvaro Obregón) y de tres  que se salvaron de morir (Porfirio Díaz, Pascual Ortiz Rubio y Manuel Ávila Camacho). Así como las historias de sus agresores: Arnulfo Arroyo, José de León Toral, Daniel Flores y Antonio de la Lama: 

En El Ángel, suplemento del periódico Reforma, Zaviany Torres apuntó: "Agustín Sánchez González emplea un lenguaje literario para dar vida a los protagonistas de Cuatro atentados políticos, concede a sus personajes emociones y actitudes, recrea atmósferas en torno a los acontecimientos del día del atentado; al mismo tiempo, realiza un importante estudio sociológico al narrar una serie de atentados iniciados el 15 de septiembre de 1897 y, de acuerdo con el libro, concluidos el lunes 10 de abril de 1944, de éste último el autor afirma: "Los libros de historia que estudian ese periodo, incluso los más serios, ni siquiera mencionan el atentado perpetrado contra el general Manuel Ávila Camacho". Leyendo Cuatro atentados presidenciales los antiguos historiadores positivistas seguramente no vacilarían para contestar la interrogante ¿será verdad que la historia se repite".

La contraportada del libro fue muy elocuente: "La historia de México pareciera estar escrita por el "Monje loco": Nadie sabe, nadie supo..."



No hay comentarios:

Nuevo libro: crímenes y horrores en el siglo XIX

___En unas dos o tres semanas comienza a circular en librerías mi nuevo título  Crímenes y horrores en el México del siglo XIX . No se lo p...

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS